El trabajo puede hacerte feliz

¿No te llena tu trabajo? Lee esto

Paloma Uve

¿Sientes que tu trabajo no te satisface? ¡Felicidades! 

Perteneces al 85 %* de la población mundial que declara estar descontenta con su trabajoSí, sí… has leído bien ¡85 %! 

¿Por qué te felicito? 

Porque necesitas sentirte así para empezar un cambio. En este post te quiero contar qué es lo que estamos haciendo mal respecto al trabajo y qué puedes hacer tú para corregirlo.

El trabajo es, de lejos, la actividad a la que más tiempo dedicamos los adultos, así que si te encuentras contando las horas para que llegue el fin de semana, ha llegado el momento de cambiar esto y conseguir que tus días de lunes a viernes sea tan apasionantes y divertidos como lo son de viernes a domingo.

Los jueves por la por la noche suelo ir a yoga y a tomar algo después. La semana pasada, al despedirnos, me dijo una amiga “¡Qué bien que mañana ya es viernes!” Al oír esto, simplemente sonreí y, apenas unos segundos después, mi amiga se giró de nuevo y me dijo: “Bueno… si en realidad a ti te da igual ¿no?” y nos echamos a reír. 

Estaba en lo cierto. Afortunadamente, para mí ya no existen los tan ansiados viernes por la tarde ni los odiosos lunes por la mañana. Me gusta mucho lo que hago, hay fines de semana que trabajo y días entre semana que descanso… me voy organizando. Pero esto NO SIEMPRE HA SIDO ASÍ, apenas ha pasado un año desde que desperté y le di la vuelta a la situación.  

El despertar 

No suele suceder de la noche a la mañana, más bien las señales aparecen poco a poco. Al principio no les prestamos atención, necesitamos que el nudo se haga realmente grande para hacerlo y cuando esto ocurre, empiezas a darte cuenta de que los lunes cada vez se te hacen más lunes, de que cuentas los días para que llegue el viernes por la tarde, ya no te levantas de un salto cuando suena el despertador, como solías hacer, sino que te das media vuelta (¡por favor 5 minutos más!), ir a la oficina cada vez se te hace más cuesta arriba… y es entonces cuando tu mente empieza a atar cabos y aparecen las primeras dudas: 

¿Es esta la vida que realmente quiero? ¿Quiero estar 8 o 10 horas al día dentro de una oficina? ¿Me apetece vivir los próximos 30 años igual que hasta ahora?¿Realmente soy feliz o es que simplemente me he acostumbrado a vivir así?

Una vez que aparecen, las dudas no dejan de intensificarse: ¿cómo he llegado hasta aquí si a mí lo que me gusta es estar cerca del mar? ¿De verdad quiero vivir contando los días que faltan para el fin de semana y las vacaciones?… Así es cómo me pasó a mí, de esta forma empezó mi transformación. 

Aparentemente, lo tenía todo, había hecho todo lo que se supone que una persona tiene que hacer, lo que la sociedad acepta y valora como bueno y aun así no era feliz. El problema era que no había tenido nunca claro lo que quería y esto me había hecho dar unos cuantos palos de ciego. Sí que sabía lo que no quería pero eso es muy diferente. Aun así, sin tener las ideas claras, sabía perfectamente que mi realidad en ese momento no me encajaba. Las señales llevaban tiempo ahí pero mi vida en piloto automático no me había permitido prestarles atención.

Son muchas las alertas que te indican si tu realidad actual está alineada con tus deseos (aun cuando desconoces cuáles son estos exactamente)… solo tienes que pararte a observar y analizar tus sentimientos y sensaciones en cada una de las áreas de tu vida: personal, profesional, emocional, cómo te sientes haciendo cada actividad y/o en compañía de cada persona, ser consciente en cada momento… tus sensaciones y sentimientos te darán la pista.

La verdad es que yo aprendí a apagar el piloto automático y prestar atención a mis emociones de casualidad, cuando en busca de una solución para el estrés que me estaba originando un problema de piel, me inscribí en un curso de Mindfulness ¡Resulta que el estrés es consecuencia de un cúmulo de emociones que no has procesado de forma consciente!… me encantaría extenderme más en esto del estrés pero es un tema muy extenso y nos desviaríamos mucho del asunto. La cosa es que el Mindfulness me sirvió muchísimo en este proceso de transformación.

¿Por qué tardamos tanto en darnos cuenta?

Vivimos a mil por hora: haciendo, haciendo, haciendo… con nuestro foco de atención secuestrado proyectándose hacia el futuro o buscando en el pasado, de manera que este no tiene mucho tiempo para el presente, para prestar atención a las sensaciones y emociones que experimentas en cada momento y eso hace que te pierdas una enorme cantidad de información valiosísima.

Somos seres emocionales antes que racionales, tus sensaciones te dan una información enorme siempre que sepas interpretarlas.

El piloto automático

En Occidente las personas pasamos cerca del 80% del tiempo en piloto automático. Y en este estado es tu mente quien dirige y toma las decisiones por ti, algo muy peligroso porque su misión principal es que sobrevivas, no que seas feliz.

Desde pequeños se nos transmite que tenemos que seguir el modelo de vida estándar y socialmente aceptado: estudiar, sacarte un título (si es universitario ¡mejor!), conseguir un trabajo, comprar una casa, casarte, crear una familia… en definitiva, hacer lo que hace la mayoría. Es la fórmula que nos venden para conseguir el éxito…

Somos seres sociales y aprendemos por imitación así que nuestro piloto automático no se lo piensa dos veces y junto con las neuronas espejo se pone manos a la obra. Algunos vivimos en piloto automático durante un tiempo y otros toda la vida.

El problema es que las personas somos muy diferentes y es difícil que un mismo plan de vida nos haga felices a todos. Es por esto que se producen tantas crisis existenciales entre los 30 y los 50 años, porque la gente despierta, desconecta su mente del modo automático y se encuentra con que ha construido una vida que no le hace feliz. 

Las decisiones más importantes las tomamos a ciegas

Lo único que sabía era que ahora tocaba enviar mi CV e intentar conseguir un trabajo. En mi caso particular alargué un poquito más los años de estudio pero cuando finalmente empecé a trabajar me mudé a Madrid. Allí era donde había aparecido la oportunidad.

¿Qué es lo que estamos haciendo mal? 

Tenemos grabado a fuego que el trabajo es lo más importante. Nos pasamos el primer tercio de nuestra vida preparándonos para poder conseguir uno. Así que desde pequeños, primero los estudios y luego el trabajo, se convierten en el pilar central sobre el que todos giramos, y cuando somos adultos es la actividad a la que más tiempo dedicamos, 8 horas al día… si no más.

Así que si es necesario lo dejamos todo por él: ciudad, aficiones, amigos, familia, etc. “Primero, consigue un trabajo y luego haces lo que quieras”, te dices a ti mismo pero no es verdad. Lo que estás haciendo así es fijar el trabajo como ancla y construir tu vida y todo lo demás alrededor suyo dejando que muchas cosas importantes para tu felicidad se queden por el camino. Este es el principal error.

 

¡Dale la vuelta! Deja de construir tu vida alrededor del trabajo, busca/crea el trabajo que mejor se adapte a la vida que quieres vivir.

 

Es cierto que necesitamos ingresos para vivir, pero no por ello hemos de sacrificar todo lo demás ¿Has pensado alguna vez qué pasaría si lo hicieras al revés y el trabajo fuera lo último que decidieras? Así es como yo conseguí por fin aclarar mis ideas y encontrar lo que sí quería. Primero, diseñé cómo quería vivir, cómo sería un día ideal y habitual en mi vida, y cuando por fin tuve claro el estilo de vida que quería, empecé a buscar a qué me podía dedicar para vivir de esa manera que había diseñado y que me hacía sentirme realmente bien.

Si tengo responsabilidades familiares e hipoteca ¿tengo solución?

¡Claro que sí! Muy probablemente vayas a tener que compaginar actividades durante un tiempo, hasta que el trabajo que te llena de verdad empiece a despegar. Incluso puedes pensar en cambiar de trabajo a uno cuyo horario te permita trabajar en los dos áreas y cumplir con tus obligaciones.

Si compartes tu vida con alguien, cuéntale tus planes seguro que entre los dos encontráis la mejor estrategia. Hay muchos ejemplos de gente que ha cambiado de vida teniendo responsabilidades y obligaciones económicas, te cuento dos:

  • ¿Has visto la película Joy? La historia sucedió de verdad, su protagonista se llama Joy Mangano, una mujer recién divorciada con hijos pequeños y padres a su cargo en la etapa de su vida que retrata la película. Desde muy joven soñaba con ser inventora pero la vida le llevó por otro camino, hasta que tocó fondo y empezó a luchar por su sueño. En este video, con sólo un minuto, te haces a la idea.
  • Un ejemplo más cercano: Franck Scipion, creador del blog (Lifestyle)2 que tiene el propósito de ayudar a otras personas a montar sus proyectos digitales y factura ya cifras de 6 dígitos al año. Él trabajaba en la Sociedad Española de Cardiología hasta que en 2012 le despidieron de la noche a la mañana, tenía 2 hijas mellizas ya junto a su mujer. Hoy en día tiene un proyecto de mucho éxito que le permite vivir como quiere y realizarse ayudando a los demás.

Sea cual sea tu situación: ¡Puedes hacerlo! Dependiendo de cuáles sean las circunstancias, puede que te lleve más tiempo. Sólo es eso, puedes conseguirlo igual ¡Confía!

¿Cómo encontrar lo que realmente quieres en la vida?

Solo un grupo minoritario de afortunados tiene bien claro lo que quiere desde el principio. Vocación, instinto, madurez, claridad mental… realmente no sé a qué se debe. Lo que sí sé es lo que es vivir sin saberlo, dando palos de ciego y probando cosas en su búsqueda, ¿te suena familiar?… La pregunta del millón es ¿Cómo saber lo que realmente te gustaría hacer? A simple vista parece una pregunta sencilla, sin embargo, a mí me ha llevado cerca de 30 años responderla, pero muchos llegan a la jubilación sin descubrirlo.

Preguntas equivocadas

Durante estos 30 años, he sentido en varias ocasiones que necesitaba un cambio y cuando ese momento llegaba siempre me hacía la misma pregunta: “Paloma ¿qué quieres hacer ahora?” Sin darme cuenta de que esta era la pregunta incorrecta, justo la que me estaba haciendo mantener encendido el piloto automático en mi vida. Y es que como afirma Tony Robbins, el mayor experto en desarrollo personal de EE.UU.: “La calidad de tu vida es directamente proporcional a la calidad de las preguntas que te haces”

Solo encontrarás la respuesta cuando te hagas las preguntas adecuadas

Te voy a resumir aquí el proceso que seguí para encontrar lo que quería hacer e identificar cómo quería vivir. Recuerda que el objetivo de Date Vida es ayudarte a tener una vida tal que, cuando llegues al final, te permita mirar hacia atrás y pensar: “Vaya viaje de vida más increíble he tenido”. Por eso no se trata de diseñar únicamente el aspecto profesional/laboral, si no todas y cada uno de las facetas de tu vida ya que de una manera u otra están relacionadas. ¿Quieres encontrar el modelo de trabajo y vida que encaja contigo? ¡Vamos allá!

Ejercicio

Antes de empezar, dos cosas:

  • Es muy importante que te abstraigas de tu vida actual para que no te influya incluso si tienes cargas familiares y/u obligaciones económicas. Olvídate por un momento de tus obligaciones y compromisos. Sé que te puede costar hacer esto, pero es importante, ya que no se trata de introducir pequeños cambios sobre tu manera de vivir hasta ahora.

    Puede que muchas de las cosas presentes ahora en tu vida sean parte de tu vida ideal (¡afortunadamente!) o puede que no. Debes partir de una mente en blanco y atreverte a pensar en grande. Márcate unos objetivos ambiciosos. No pasa nada si has estudiado una ingeniería y a ti lo que te gusta de verdad es cocinar, el universo se autocorrige siempre que le dejes hacerlo.

    Puede que alguna de las cosas que deseas, hoy te parezca inalcanzable, pero es importante que no la descartes, escríbela también, como si se la pudieras pedir al genio de la lámpara. El ejercicio consta de 4 fases.

DESCRIBE TU VIDA IDEAL

Deja tu mente en blanco y responde con la mayor sinceridad posible a cada una de las siguientes preguntas. Probablemente tengas que repasar tus respuestas varias veces y modificarlas hasta llegar a la versión definitiva, la que mejor recoge cómo quieres vivir. No hay prisa, tómate el tiempo que necesites.

Estilo de vida

  1. ¿Quieres vivir en un sitio fijo?, ¿dónde: en una ciudad grande o pequeña?,¿con o sin mar?
  2. ¿Cómo sería tu casa? Descríbela, ¿Sería una casa propia o de alquiler?
  3. ¿Te gustaría vivir viajando, tener libertad de ubicación o estar entre varias ciudades? 

Hábitos

  1. ¿A qué hora te levantarías? ¿Qué desayunarías?, ¿qué harías después?
  2. ¿Trabajarías? En caso afirmativo, ¿en qué? ¿cuál sería la mayor recompensa que obtendrías de ello: económico Si no, ¿qué harías?, ¿cuáles serían tus fuentes de ingresos? ¿Cómo sería el día a día de esa actividad, profesional y personal?¿trabajarías en una oficina o en remoto? ¿con o sin compañeros?
  3. ¿Harías deporte? ¿Cuál?¿Con qué frecuencia?¿en dónde?
  4. ¿Qué hobbies te gustaría practicar? ¿Leerías?,¿cuántos libros al mes?¿Tocarías algún instrumento?, ¿con qué frecuencia?

Compañía

  1. ¿Vivirías solo o  acompañado?,¿con quién?
  2. ¿Quiénes y cómo serían tus amigos? ¿Con qué tipo de personas te gustaría compartir tu vida/tiempo?

Desarrollo Personal

  1. ¿Qué quieres aprender?
  2. ¿Qué actividades disfrutas haciendo?
  3. ¿Qué, quién y cómo te gustaría ser? 

Moneda

  1. ¿Cuánto dinero te gustaría ingresar al mes?¿Cómo lo obtendrías : de uno o varios trabajos, de forma activa/pasiva, por cuenta ajena o propia, etc.?
  2. ¿A qué destinarías tus ingresos?

Tiempo

  1. ¿A qué causas, actividades y personas te gustaría dedicar tu tiempo? ¿en qué proporción?

TRANSFORMA LA DISTANCIA  EN OBJETIVOS

Finalizado el paso 1, revisa y evalúa qué aspectos de tu vida actual están alineados con la vida ideal que has descrito en el paso anterior y cuáles, por el contrario, están aún pendientes conseguir. A partir de este análisis, vas a transformar esa distancia entre ambas vidas en un listado de objetivos. Es importante que describas estos objetivos con el mayor detalle posible, ya que cuanto mejor definidos estén, más sencillo te resultará alcanzarlos.

¿SEGURO  QUE ESO ES LO QUE QUIERES?

Este paso es MUY IMPORTANTE ya que solo las cosas que quieres de verdad tienen detrás una motivación lo suficientemente fuerte para hacerte encontrar la forma de conseguirlo y sortear cualquier impedimento que te surja en el camino.

¿Te ha pasado alguna vez que has luchado por obtener algo y cuando lo has conseguido has tenido una sensación de vacío, de que no era lo que te esperabas? Esto es precisamente lo que ocurre cuando los objetivos no tienen un propósito consistente o un motivo poderoso detrás.

En este tercer paso, vamos a asegurarnos de que cada una de las metas que has escrito es lo que de verdad quieres en tu vida. Muchas veces creemos que queremos algo que en realidad no deseamos o al menos no tanto como nos parece quererlo, así que para no perder el tiempo, es importante pasar este filtro antes de que empieces a perseguir tus objetivos. Para ello escribe la razón por la cual quieres en tu vida cada uno de los objetivos que has descrito en el paso anterior. 

Si no eres capaz de encontrar un motivo convincente de peso, se debe a que se trata de algo que no deseas realmente y deberás descartarlo. Así, si la razón de querer alguno de los objetivos escritos es que quieres sentirte integrado o aceptado por los demás, o porque está bien visto, se lleva o algún amigo/familiar/mentor lo tiene o te ha recomendado que lo hagas, esto claramente no es algo que TÚ quieres. 

No te preocupes si tienes que descartar alguno, ya que lo que estarás haciendo es ahorrarte tiempo y esfuerzo en el futuro. No somos inmunes a la sociedad en la que vivimos y es complicado evitar que esta no nos influya de alguna manera haciendo que fijemos objetivos que no son propiamente nuestros.

PRIORIZA LOS OBJETIVOS EN EL TIEMPO

Teniendo en cuenta la lista de objetivos que tienes tras aplicar este último filtro, debes preguntarte ahora: ¿cuáles quieres conseguir en los próximos 1, 3, 5 y 10 años? Puedes ordenarlos en función del nivel de prioridad que tienen para ti o del tiempo que te llevará conseguirlos. Intenta que el reparto de tus metas sea equilibrado en el tiempo, es decir, que tengas un número de objetivos compensado en cada una de las etapas temporales.

Si has ido haciendo el ejercicio sobre la marcha y ya lo has acabado ¡enhorabuena! Acabas de dar el primer paso hacia tu nueva vida. Sé que no es un ejercicio fácil, ya que requiere tiempo y mucha reflexión interna pero es totalmente necesario si quieres mejorar tu vida.

 ¿Y ahora qué? ¿Por dónde empiezo?

Interioriza tus objetivos teniéndolos siempre presente: colócalos en un sitio donde puedas leerlos diariamente al principio y semanal y/o mensualmente a medida que los vayas teniendo más interiorizados. A partir de ahora cada vez que vayas a tomar una decisión, pregúntate si está alineada con tus objetivos y si no lo está, descártala. Puede que tengas que tomar alguna decisión por el camino a tu objetivo que te permita alcanzarlo más cómodamente, pero siempre tendrás que pagar un precio a cambio, que probablemente sea el de retrasar en el tiempo la consecución de tus metas.

Analiza qué habilidades y conocimientos necesitas para conseguir lo que te has propuesto. De este análisis van a salir varios objetivos de desarrollo personal y habilidades que necesitarás añadir a tu lista, puesto que los necesitas para llegar a la meta final. Lo más importante de tener objetivos no es solo que tu foco estará orientado a conseguirlos y serás capaz de identificar numerosas oportunidades para ello, si no la persona en la que te conviertes para ser capaz de alcanzarlos.

Identifica a alguien que haya hecho ya lo que tu quieres conseguir y estudia cómo lo hizo, así aprenderás el camino. Puede ser alguien al que tengas acceso para preguntarle o puede que no lo conozcas pero puedes conocer su experiencia a través de entrevistas o porque ha escrito un libro sobre su vida. 

La lectura es una de las mayores fuentes de conocimiento práctico. Incluso si no te gusta leer, también puedes encontrar la información que necesitas en podcasts y audiolibros. Como decía Picasso: Los buenos artistas copian, los genios roban. No es necesario inventar la rueda. Si alguien ya lo ha hecho antes ¡aprovéchalo!

Vas a tener que esforzarte. Hoy por hoy tienes en tu vida lo que has atraído hasta ahora  por cómo eres.  

Si quieres conseguir cosas distintas (¡y si estás leyendo esto es que quieres!) tendrás que convertirte en una persona diferente con cualidades distintas o adicionales a las que ya tienes y eso requiere esfuerzo. Cuanto más trabajes hacia tus objetivos, más oportunidades serás capaz de ver en el camino, tus capacidades crecerán y se potenciarán.

 El mejor momento

Es ahora. No dejes pasar un día más. Debemos dejar de posponer la vida “lo haré, cuando…”, “seré feliz, cuando…” Sé que tu mente te está dando un montón de razones por las que esta, precisamente ahora, no le parece la época más adecuada para un cambio (si aun no ha empezado, lo hará cuando termines de leer el post)

Es la forma en que funciona tu cerebro, tiene que garantizar tu supervivencia y por ello siempre que te planteas salir de tu zona de confort se asusta e intenta impedir que lo hagas. Así que para él no existe el momento adecuado, has de crearlo tú.

Mucha gente necesita pasar por un susto para darse cuenta de que la vida son dos días y hacer el cambio, cómo el caso de Emilio Duró, actual profesor y conferenciante sobre optimismo que a los 32 años siendo directivo de Yoplait, empresa de yogures, sufrió un amago de infarto por unos malos resultados. Mientras iba en la ambulancia sólo podía pensar ¡Mira que si me muero por que hayan caído las ventas de los desnatados! Después de este episodio cambió totalmente de vida, por suerte para todos lo que le seguimos. 

Tú no necesitas pasar por una situación extrema para decidirte a pasar a la acción. Sólo tenemos una vida, es nuestra responsabilidad vivirla a nuestra manera, probar, experimentar, equivocarnos, caernos y levantarnos.

Una cosa que yo hice para vencer los miedos que surgen una vez terminado el ejercicio y tomada la decisión, fue contar mis planes a mi familia y amigos. Se lo dije a todo el mundo que pude. De esta manera ya no podía echarme atrás, debía ser consecuente. Esto, además, te ayuda también a reafirmarte.

¡Recapitulemos! Recuerda que…

Lo más importante, y lo que más cuesta también, es empezar. Una vez lo consigues, verás que todo empieza a fluir y a alinearse. Si estás suscrito a Date Vida, recordarás que te he contado cómo yo pasé de vivir en una ciudad que no era la mía con un trabajo de oficina de 9 a 6 a mudarme a mi “base” del norte, cerca de la playa y trabajar con un ordenador y un móvil en proyectos propios principalmente.

Como te decía, las experiencias de otros son muy útiles. Por si te ayuda a empezar, estos son algunos de los objetivos que me salieron a mí con este ejercicio:

Flexibilidad horaria y de ubicación en el trabajo = LIBERTAD FÍSICA

2 Trabajar en proyectos propios…nada de trabajar más en el sueño de otro por un salario al mes = LIBERTAD INTELECTUAL

3

En un viaje a Portugal el verano pasado, tras visitar un mercado artesanal y comentar durante horas cómo podríamos potenciar el negocio de un zapatero encantador que conocimos, una buena amiga me dijo “¡Tú ves oportunidades en todos sitios” Ella tenía razón, es algo que me viene pasando desde que desconecté mi piloto automático y definí mis objetivos. Ya verás cómo tu SAR empezará a hacer lo mismo una vez le indiques la dirección.

*REFERENCIA: Estudio llevado acabo por la empresa de sondeo y análisis estadístico Gallup en 2017. El análisis recogió la valoración de  230.000 trabajadores de 142 países.

 

¿TE GUSTARÍA REINVENTAR TU FUTURO

La única manera de hacerlo es ampliando/cambiando la manera de pensar que te ha llevado al lugar donde estás hoy. 

Se constante y verás tu productividad, estado de ánimo y creatividad transformarse. Sólo necesitas 10 minutos al día para empezar. En la guía te explico paso a paso como hacerlo. Serás capaz de ver más allá de lo que puedes ver ahora mismo.

No lo digo yo sino Steve Jobs, Paul McCartney, Adriana Huffington, Mario Alonso Puig… el 80% de personas de gran éxito que conoces practican a diario. 

Al introducir tu email aceptas la política de privacidad.

4
¿Tú qué opinas?

avatar
2 Comment threads
2 Thread replies
1 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
3 Comment authors
Alberto PrietoadminMaria Arbelaez Recent comment authors
  Suscríbete  
Más reciente Más antiguo Más votado
Notificar
Maria Arbelaez
Invitado
Maria Arbelaez

Palomilla!!! Te felicito me gusto mucho como escribes y el tema que escribiste me parcece muy interesante…

Alberto Prieto
Invitado
Alberto Prieto

Me encantó el post. Estoy deseando sacar un hueco para hacer el ejercicio y comenzar a sacar conclusiones. Eres una crack. Gracias.

Menú de cierre

Este sitio web utiliza cookies para facilitarte la mejor experiencia de usuario posible. Si continúas navegando está dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haz clic en el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¿CÓMO DESATAR TODO TU POTENCIAL?...en 10 minutos

Descarga la guía gratuita y recibe cada semana nuevas ideas que te ayudarán a llevar tu vida al siguiente nivel  ;)

En Date Vida nos tomamos tu privacidad muy en serio. Consulta aquí nuestra política de privacidad