BLOG PPAL-procrastinar-Azul

El secreto para dejar de procrastinar y disparar tu productividad

Paloma Uve

Una vez tomada una decisión importante, necesitas pasar por un gran número de decisiones intermedias antes de llegar a tu objetivo. Y aunque estas sean más sencillas, también requieren esfuerzo y frecuentemente tendemos a posponerlas, cosas como: hacer una llamada de teléfono importante, levantarse una hora más temprano, correr 5 km al día, pedir un favor… 

¡Paloma, es que no todo el mundo es cómo tú! No todos nos proponemos hacer algo y luego realmente lo hacemos… jajaja… Esto es lo que, un día, me dijo una amiga con la que hablo frecuentemente de estos temas que os cuento en Date Vida.

Yo no tengo ningún súper poder, como cree mi amiga Natalia, a mi también me atacan muchas veces la pereza y las ganas de distraerme y procrastinar. Y es que, algunos días, parece que cualquier idea es mejor que ponerse a hacer lo que uno tiene que hacer. La única diferencia es que yo utilizo esta herramienta que te voy a contar hoy para superar las trampas que me pone mi mente.

Lo cierto es que todos estamos a sólo una decisión de distancia de ponernos en forma, de mejorar nuestra relación de pareja, de tener un trabajo más satisfactorio, de aumentar nuestros ingresos… tú estás a una decisión de distancia de lo que sea que quieras mejorar en tu vida. Puede que aún no lo sepas pero tienes un potencial ilimitado para lograr lo que te propongas. Lo único que necesitas es derrotar tus creencias limitantes.

Hoy voy a compartir contigo un secreto que hará que se dispare tu productividad. Es probablemente la herramienta más sencilla, sólo te llevará 5 segundos ponerlo en práctica.

¿Por qué procrastinas?

Cuando algo te produce estrés, por naturaleza, tiendes a alejarte de ello. Procrastinar es un comportamiento que precisamente usamos para evadirnos de algo que nos causa estrés, puesto que distraernos nos trae placer a corto plazo. 

Así que cuando por fin te sientas a trabajar y, justo en ese momento, te apetece prepararte un café o un té por que te va a ayudar a concentrarte más, lo que estás haciendo no es huir de tu deber si no del estrés o esfuerzo que asocias a esa actividad que estás posponiendo.

¿Cómo es, en tu mente, el proceso de tomar una decisión ?

Para aprender a dejar de procrastinar, actividad que secuestra tu atención más a menudo de lo que te gustaría, es imprescindible que comprendas los siguientes puntos

  • ¿Cuál es el interés prioritario de tu mente?

Cómo ya te he contado en los dos post anteriores sobre diseñar una vida feliz y tomar decisiones difíciles, tu cerebro y tú tenéis objetivos opuestos la gran mayoría del tiempo. Tú persigues tu felicidad mientras que tu cerebro sólo busca que sobrevivas. Tu cerebro intenta detenerte ante cualquier idea que implique riesgo, incertidumbre, estrés o posibilidad de que sufras cualquier daño, ya sea emocional o físico. Todo lo que sea salirte de la rutina que él conoce y controla, no le va a gustar. 

Lo que suele hacer para disuadirte es atraparte en el sobre-análisis de la decisión. Este sobre-análisis termina la mayoría de las veces en parálisis. La parte emocional de tu cerebro secuestra tu atención para hacerle ver todo lo que puede salir mal si actúas y los motivos por los que ahora no es un buen momento de hacerlo. No solemos ser conscientes de este hábito de la mente que tiene lugar a diario.

  • ¿Cómo funciona el proceso de toma de decisiones?

El cerebro es una estructura extremadamente compleja así que nos vamos a centrar únicamente en las dos áreas principales que participan en la actividad de tomar decisiones:

  • Amígdala es la responsable de nuestras reacciones emocionales. Podríamos decir que es el perro guardián que te protege. Se activa ante cualquier situación de ansiedad, miedo, estrés o ira. Su función es detectar las situaciones que suponen un peligro para ti y desencadenar una reacción de estrés en tu cuerpo que te permita responder adecuadamente a la amenaza.

Primitivamente cuando convivíamos con depredadores, la amígdala era la encargada de reaccionar ante la presencia de estas amenazas en las que la propia vida estaba en juego. La amígdala decidía si la mejor respuesta era atacar y pelear, huir o permanecer inmóvil e intentar pasar desapercibido. Esto es lo que se conoce como la reacción de “lucha o huida” o respuesta de estrés aguda.

  • Corteza prefrontal es dónde se produce el pensamiento analítico. Entre sus funciones principales están la toma de decisionesla fijación de la atenciónel razonamiento, la gestión de la conducta, la capacidad de adaptación y la resolución de problemas. Se encuentra justo detrás de tu frente, forma parte del lóbulo frontal de los hemisferios del cerebro. En ella reside la sabiduría adquirida y la parte del cerebro que reflexiona, quiere aprender y mejorar, podemos decir que es el búho del cerebro. 

Ante cualquier situación o decisión, la amígdala es el primer filtro de análisis de tu mente. Ella analiza la información y determina si lo que está ocurriendo supone una amenaza para ti. 

Si la amígdala considera que estás en peligro, desencadena una reacción que libera hormonas de estrés (adrenalina y cortisol) que causan la aparición de síntomas cómo miedo y ansiedad que impiden la intervención del pensamiento racional (corteza pre-frontal) en tu reacción a la situación. 

Cuando la razón no interviene, se trata de una reacción puramente emocional ¿Has visto la película Del revés (Inside out es el título en inglés)? Muestra de forma muy divertida como funciona este proceso en el que las emociones secuestran tu mente.

Las emociones de Riley, la hija, toman el control ¿Cuántas veces te ha pasado que estás teniendo un mal día y contestas duramente a la persona que menos se lo merece?

El neurocientífico Antonio Damasio asegura que el 95% de las veces son tus emociones y hábitos los que deciden por ti. Los seres humanos sentimos antes de pensar y de actuar, las emociones son lo primero. Como dice Antonio Damasio, las personas somos “máquinas emocionales que piensan” y no “máquinas pensantes que sienten”

Solución: La regla de los 5 segundos

Mel Robbins, una abogada americana en activo, casada y con tres hijos llevaba una vida tranquila y estable hasta que, un día, su marido llegó a casa eufórico por que le habían despedido del trabajo. Esto significaba que era el momento de montar el negocio que tanto tiempo llevaba queriendo lanzar: ¡un restaurante!

La primera reacción de Mel fue decirle a su marido que ni hablar, tenía que buscarse un trabajo “normal” pero finalmente accedió a que lo intentara. El restaurante fue un éxito total, así que se aventuraron a abrir un segundo restaurante, luego un tercero y hasta lanzaron una cadena de tiendas de comida. 

El crecimiento fue rapidísimo pero como se suele decir ¡quién mucho abarca, poco aprieta! Pronto los negocios empezaron a torcerse, no daban abasto para atenderlos todos como es debido y acabaron declarando la bancarrota.

Con 41 años habían perdido todo el dinero que tenían ahorrado, además del dinero que tanto amigos como familiares habían invertido en sus negocios. Mel entró en depresión, bebía por la noche, le costaba levantarse por las mañanas, se aisló, estaba avergonzada de lo que les había pasado, culpaba a su marido y esto estaba dañando su relación. 

Cada noche se decía a sí misma que al día siguiente iba a cambiar, se iba a convertir en una nueva persona con hábitos más saludables pero, cuando la mañana siguiente llegaba, no era capaz de hacerlo y volvía a procrastinar de nuevo.

Así pasó meses, hasta que un día tocó fondo e inspirada por un anuncio de la NASA se dio cuenta de que era capaz de vencer la pereza haciendo una cosa muy sencilla. Cada mañana, nada más sonar el despertador,  contaba hacia atrás desde 5 y pasaba a la acción, como si de lanzar un cohete se tratara: 5 -4 -3 -2 -1-¡Acción!

La regla de los 5 segundos consiste en ser más rápida/o que tu mente y no darle tiempo a que te atrape con el sobre-análisis de la situación. En cuanto sientas un impulso de hacer algo, has de contar 5 hacia atrás e inmediatamente empezar la acción. 

Imagina que estás en un evento con mucha gente y sientes el impulso de acercarte a un desconocido cuya charla te ha impresionado y te gustaría saber un poco más ¡Ni se te ocurra darle margen de maniobra a tu mente o esta conseguirá que desistas! Simplemente cuenta atrás desde 5 y empieza a caminar hacia él… una vez allí, ya se te ocurrirá que decir, tú sólo inicia la acción.

Es tan sencillo que resulta difícil de creer… a mí también me pasó la primera vez que leí sobre ello pero no te lo estaría contando si no hubiera comprobado ya que funciona. Yo lo uso mucho.

Al principio Mel no entendía tampoco por qué hacer esto le funcionaba tan bien, sólo sabía que le estaba ayudando a salir de la espiral autodestructiva en la que se encontraba. Empezó a compartirlo y cada vez más personas volvían a ella agradecidas, así que empezó a pensar que tenía que haber alguna explicación racional detrás. 

Ella lo descubrió por casualidad pero, ciertamente, tiene una explicación científica. Contar hacia atrás requiere de tu atención consciente y, para ello, es necesario despertar a tu corteza pre-frontal. De esta forma interrumpes el hábito (comportamiento que repites sin prestar atención) que hace que el sobre-análisis y la inseguridad te detengan.

Sé que suena demasiado fácil para ser verdad pero créeme que funciona. Pruébalo la próxima vez que sientas el impulso de intervenir en una reunión, de navegar por internet cuando deberías estar trabajando (5-4-3-2-1 y vuelve a ponerte a trabajar) o de comer un bollo en lugar de ir al gimnasio. Cuéntame en los comentarios como te resulta cuando lo pruebes, me encantará leerte.

Hoy en día, Mel Robbins, ha popularizado esta técnica internacionalmente y se ha convertido en escritora, conferenciante y experta en combatir la procrastinación y la pereza. En 2017, escribió un libro sobre esta regla y sus fundamentos científicos que se convirtió en uno de los libros más vendidos internacionalmente: El poder de los 5 segundos

Te dejo el enlace por si quieres indagar más sobre ello.

Además de para dejar de procrastinar… ¿Sirve para algo más esta regla?

Un día le hablé sobre la regla de los 5 segundos a un amigo que trabaja dirigiendo equipos de producción en una multinacional que fabrica neumáticos. Su repuesta fue muy interesante, me contó que a él le habían contado algo muy parecido pero aplicado de otra forma, en una formación sobre gestión de equipos y resolución de conflictos que estaban recibiendo en la empresa. 

Les decían que ante un conflicto o situación complicada que desencadenara en ellos un impulso de reacción negativa (responder levantando la voz, alterados o de mala manera) debían contar 5 hacia atrás antes de responder. Así aseguraban que la razón intervendría y terminarían respondiendo de manera razonada en lugar de reaccionar emocionalmente y empeorar el conflicto.

Interesante ¿verdad?

¿Con qué te tienes que quedar de este artículo?

Aunque no nos demos cuenta, tomamos la mayoría de decisiones en base a nuestros hábitos y emociones. A partir de ahora tienes dos opciones:

  • Funcionar cómo hasta ahora dejando que tu mente y tus emociones decidan por ti y continuar procrastinando.
  • Adelantarte a las trampas de tu mente, activar la consciencia con la regla de los 5 segundos y disparar tu productividad.

La regla de los 5 segundos es una manera de tomar decisiones confiando en tu instinto, en los impulsos que sientes. También se puede considerar como una forma de Mindfulness ya que despierta tu atención e interrumpe los hábitos del piloto automático.

Si lo practicas a menudo, se convertirá en un hábito que te ayudará a actuar con coraje y confianza. Te enseñará a ser el tipo de persona que no sólo tiene ideas, si no que además las lleva a cabo ¡No te acordarás del significado de procrastinar!

Steve Jobs, en su famoso discurso en la ceremonia de graduación de la Universidad de Standford, dio el siguiente consejo a los estudiantes: “tened el coraje de seguir vuestro instinto porque de alguna manera él ya sabe en qué persona te quieres convertir y que es exactamente lo que buscas conseguir”

Si te ha gustado este artículo, compártelo para crear un ejército de vividores súper productivos que no conocen el significado de procrastinar ¡Ah! Y acuérdate de contarme en los comentarios tu experiencia practicando la regla de los 5 segundos. Estoy segura de que te sorprenderá.

¿Tú qué opinas?

avatar
  Suscríbete  
Notificar
Cerrar menú

Este sitio web utiliza cookies para facilitarte la mejor experiencia de usuario posible. Si continúas navegando está dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haz clic en el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¿CÓMO DESATAR TODO TU POTENCIAL?...en 10 minutos

Descarga la guía gratuita y recibe cada semana nuevas ideas que te ayudarán a llevar tu vida al siguiente nivel  ;)

En Date Vida nos tomamos tu privacidad muy en serio. Consulta aquí nuestra política de privacidad